Pitha`s Blog

Archivo del autor

4 – Estilos de aprendizaje: Divergente, asimilador, convergente y acomodador.

Divergentes (Combina la experiencia concreta y la observación reflexiva)

– Habilidad imaginativa, son buenos generando ideas

– Pueden ver las situaciones desde diferentes perspectivas

– Emotivos, se interesan por la gente

– Se caracterizan por ser individuos con un trasfondo en Artes Liberales o Humanidades

– Características de individuos en el área de Consejería, Administración de Personal y Especialista en Desarrollo Organizacional

 

Asimiladores (Combina la conceptualización abstracta y la observación reflexiva)

– Habilidad para crear modelos teóricos

– Razonamiento inductivo

– Les preocupa más los conceptos que las personas, menos interesados en el uso práctico de las teorías

– Característico de individuos en el área de Ciencias, Planificación e Investigación

 

Convergentes (Combina la conceptualización abstracta y la experimentación activa)

– Son buenos en la aplicación práctica de las ideas

– Son buenos en situaciones donde hay más de una contestación

– No son emotivos, prefieren las cosas a las personas

– Intereses técnicos

– Característicos de individuos en Ingeniería

 

Acomodadores (Combina la experiencia concreta y la experimentación activa)

– Habilidad para llevar a cabo planes, orientados a la acción

– Les gustan nuevas experiencias, son arriesgados

– Se adaptan a las circunstancias inmediatas

– Intuitivos, aprenden por tanteo y error

– Característicos de individuos en el área de los Negocios

 

3 – Estilos de aprendizaje Activo, reflexivo, teórico, pragmático.

Activo

Busca experiencias nuevas, son de mente abierta, nada escépticos y acometen con entusiasmo las tareas nuevas.

Son muy activos, piensan que hay que intentarlo todo por lo menos una vez. En cuanto desciende la excitación de una novedad comienzan a buscar la próxima. Se crecen ante los desafíos que suponen nuevas experiencias, y se aburren con los largos plazos. Son personas muy de grupo que se involucran en los asuntos de los demás y centran a su alrededor todas las actividades

 

       Animador

       Improvisador

       Descubridor

       Arriesgado

       Espontáneo

 

Les cuesta trabajo aprender.

 

       Cuando tienen que asimilar, analizar e interpretar datos

       cuando tienen que trabajar solos

       Cuando tienen que adoptar un papel pasivo

 

 

 

Reflexivo

Antepone la reflexión a la acción y observa con detenimiento las distintas experiencias. Les gusta considerar las experiencias y observarlas desde diferentes perspectivas. Recogen datos, analizándolos con detenimiento antes de llegar a alguna conclusión. Son prudentes les gusta considerar todas las alternativas posibles antes de realizar un movimiento. Disfrutan observando la actuación de los demás, escuchan a los demás y no intervienen hasta que no se han adueñado de la situación. Crean a su alrededor un aire ligeramente distante y Condescendiente.

 

       Ponderado

       Concienzudo

       Receptivo

       Analítico

       Exhaustivo

 

 

Les cuesta trabajo aprender.                    

 

       Cuando se les fuerza a convertirse en el centro de la atención

       Cuando se les apresura de una actividad a otra

       Cuando tienen que actuar sin poder planificar previamente

 

 

Teórico

Enfoque lógico de los problemas, necesitan integrar la experiencia en un marco teórico de referencia.

Enfocan los problemas de forma vertical escalonada, por etapas lógicas. Tienden a ser perfeccionistas Integran los hechos en teorías coherentes. Les gusta analizar y sintetizar. Son profundos en su sistema de pensamiento, a la hora de establecer principios, teorías y modelos. Para ellos si es lógico es bueno. Buscan la racionalidad y la objetividad huyendo de lo subjetivo y de lo ambiguo.

 

Metódico

       Lógico

       Objetivo

       Crítico

       Estructurado

 

Les cuesta trabajo aprender.                    

       con actividades que impliquen ambigüedad e incertidumbre

       en situaciones que enfaticen las emociones y los sentimientos

       cuando tienen que actuar sin un fundamento teórico

 

 

 

Pragmático

Su punto fuerte es la experimentación y la aplicación de ideas. Descubren el aspecto positivo de las nuevas ideas y aprovechan la primera oportunidad para experimentarlas. Les gusta actuar rápidamente y con seguridad con aquellas ideas y proyectos que les atraen. Tienden a ser impacientes cuando hay personas que teorizan.

Pisan la tierra cuando hay que tomar una decisión o resolver un Problema. Su filosofía es “siempre se puede hace mejor; si funciona es bueno”.

 

       Experimentador

       Práctico

       Directo

       Eficaz

       Realista

Les cuesta trabajo aprender.                    

       Cuando lo que aprenden no se relacionan con sus necesidades inmediatas

       Con aquellas actividades que no tienen una finalidad aparente

       Cuando lo que hacen no está relacionado con la ‘realidad’

 

2 – Estilo de aprendizaje basado en la teoría de los hemisferios del cerebro.

El cerebro humano se divide en dos hemisferios. Cada hemisferio procesa la información que recibe de distinta manera o, dicho de otro modo, hay distintas formas de pensamiento asociadas con cada hemisferio. El hemisferio lógico, normalmente el izquierdo, procesa la información de manera secuencial y lineal. El hemisferio lógico forma la imagen del todo a partir de las partes y es el que se ocupa de analizar los detalles. El hemisferio lógico piensa en palabras y en números.

El hemisferio holístico, normalmente el derecho, procesa la información de manera global, partiendo del todo para entender las distintas partes que componen ese todo. El hemisferio holístico es intuitivo en vez de lógico, piensa en imágenes y sentimientos. Naturalmente, para poder aprender bien necesitamos usar los dos hemisferios, pero la mayoría de nosotros tendemos a usar uno más que el otro, preferimos pensar de una manera o de otra. El que tendamos a usar más una manera de pensar que otro determina nuestras habilidades cognitivas ya que cada manera de pensar está asociada con distintas habilidades.

Un hemisferio no es más importante que el otro, un modo de pensamiento no es mejor que el otro, para poder realizar cualquier tarea, por simple que parezca, necesitamos usar los dos hemisferios. Cuanto más complicada sea la tarea más importante será utilizar todos los modos de pensamiento y no uno sólo. Sin embargo nuestra cultura y nuestro sistema escolar no son neutros. Al igual que con los sistemas de representación, nuestro sistema escolar prima el hemisferio lógico sobre el hemisferio holístico. 

Los alumnos en el aula

Alumno hemisferio lógico

Alumno hemisferio holístico

Visualiza símbolos abstractos (letras, números) y no tiene problemas para comprender conceptos abstractos.
Verbaliza sus ideas.

Aprende de la parte al todo y absorbe rápidamente los detalles, hechos y reglas.

Analiza la información paso a paso. 

Quiere entender los componentes uno por uno.

Les gustan las cosas bien organizadas y no se pierden por las ramas.

Se siente incómodo con las actividades abiertas y poco estructuradas.

Le preocupa el resultado final. Le gusta comprobar los ejercicios y le parece importante no equivocarse.

Lee el libro antes de ir a ver la película. 

Visualiza imágenes de objetos concretos pero no símbolos abstractos como letras o números.
Piensa en imágenes, sonidos, sensaciones, pero no verbaliza esos pensamientos.
Aprende del todo a la parte. Para entender las partes necesita partir de la imagen global. 
No analiza la información, la sintetiza.
Es relacional, no le preocupan las partes en sí, sino  saber como encajan y se relacionan unas partes con otras. 
Aprende mejor con actividades abiertas y poco estructuradas. 
Les preocupa más el proceso que el resultado final. No le gusta comprobar los ejercicios, alcanzan el resultado final por intuición.
Necesita imágenes, ve la película antes de leer el libro

 

Actividades que facilitan el aprendizaje según el hemisferio que predomina.

Hemisferio Lógico

Hemisferio holístico


Hacer esquemas

Hacer mapas conceptuales


Dar reglas

Dar ejemplos

Explicar paso a paso

Empezar por explicar la idea global

Leer los textos desde el principio

Empezar por leer el final del texto para saber a donde se va a ir a parar

 Escribir un texto a partir de fotos o dibujos

Convertir un texto en un comic 

Organizar en apartados

Organizar por colores

Dar opiniones razonadas

Expresar emociones e impresiones

 

1 – Estilos de aprendizaje visual, auditivo y kinestesico.

 

 

 VISUAL

 AUDITIVO

KINESTESICO

 

Conducta

Organizado, ordenado, observador y tranquilo.

Preocupado por su aspecto

Voz aguda, barbilla levantada

Se le ven las emociones en la cara.

Habla solo, se distrae fácilmente

Mueve los labios al leer

Facilidad de palabra, 

No le preocupa especialmente su aspecto.

Monopoliza la conversación.

le gusta la música

Modula el tono y timbre de voz

Expresa sus emociones verbalmente.

Responde a las muestras físicas de cariño

le gusta tocarlo todo

se mueve y gesticula mucho

Sale bien arreglado de casa, pero en seguida se arruga, porque no para.

Tono de voz más bajo, pero habla alto, con la barbilla hacia abajo.

Expresa sus emociones con movimientos.

Aprendizaje

Aprende lo que ve. Necesita una visión detallada y saber a donde va. Le cuesta recordar lo que oye

Aprende lo que oye, a base de repetirse a si mismo paso a paso todo el proceso. Si se olvida de un solo paso se pierde. No tiene una visión global.

Aprende con lo que toca y lo que hace. Necesita estar involucrado personalmente en alguna actividad.

Lectura

Le gustan las descripciones, a veces se queda con la mirada pérdida, imaginándose la escena.

Le gustan los diálogos y las obras de teatro, evita las descripciones largas, mueve los labios y no se fija en las ilustraciones

Le gustan las historias de acción, se mueve al leer.

No es un gran lector.

Ortografía

No tiene faltas. “Ve” las palabras antes de escribirlas.

Comete faltas. “Dice” las palabras y las escribe según el sonido.

Comete faltas. Escribe las palabras y comprueba si “le dan buena espina”.

Memoria

Recuerda lo que ve, por ejemplo las caras, pero no los nombres.

Recuerda lo que oye. Por ejemplo, los nombres, pero no las caras.

Recuerda lo que hizo, o la impresión general que eso le causo, pero no los detalles.

Imaginación

Piensa en imágenes. Visualiza de manera detallada

Piensa en sonidos, no recuerda tantos detalles.

Las imágenes son pocas y poco detalladas, siempre en movimiento.

Almacena 
la información

Rápidamente y en cualquier orden.

De manera secuencial y por bloques enteros (por lo que se pierde si le preguntas por un elemento aislado o si le cambias el orden de las preguntas.

Mediante la “memoria muscular”.

Durante los periodos de inactividad

Mira algo fijamente, dibuja, lee.

Canturrea para si mismo o habla con alguien.

Se mueve

Comunicación

Se impacienta si tiene que escuchar mucho rato seguido. Utiliza palabras como “ver, aspecto…”

Le gusta escuchar, pero tiene que hablar ya. Hace largas y repetitivas descripciones. Utiliza palabras como “sonar, ruido..”.

Gesticula al hablar. No escucha bien. Se acerca mucho a su interlocutor, se aburre en seguida. Utiliza palabras como “tomar, impresión…”.

 Se distrae

 

 Cuando hay movimiento o desorden visual, sin embargo el ruido no le molesta demasiado.

Cuando hay ruido.

Cuando las explicaciones son básicamente auditivas o visuales y no le involucran de alguna forma.

      ¿Qué es un estilo de aprendizaje?

El término ‘estilo de aprendizaje’ se refiere al hecho de que cuando queremos aprender algo cada uno de nosotros utiliza su propio método o conjunto de estrategias. Aunque las estrategias concretas que utilizamos varían según lo que queramos aprender, cada uno de nosotros tiende a desarrollar unas preferencias globales. Esas preferencias o tendencias a utilizar más unas determinadas maneras de aprender que otras constituyen nuestro estilo de aprendizaje.

      ¿Por qué existen estos diferentes estilos?

Esas diferencias en el aprendizaje son el resultado de muchos factores, como por ejemplo la motivación, el bagaje cultural previo y la edad. Pero esos factores no explican porque con frecuencia nos encontramos con alumnos con la misma motivación y de la misma edad y bagaje cultural que, sin embargo, aprenden de distinta manera, de tal forma que, mientras a uno se le da muy bien redactar, al otro le resultan mucho más fácil los ejercicios de gramática. Esas diferencias si podrían deberse, sin embargo, a su distinta manera de aprender.

       Los estilos de aprendizaje y los sistemas de representación.

En nuestro estilo de aprendizaje influyen muchos factores distintos pero uno de los más influyentes es el relacionado con la forma en que seleccionamos y representamos la información. Todos nosotros estamos recibiendo a cada momento y a través de nuestros sentidos una ingente cantidad de información procedente del mundo que nos rodea. Nuestro cerebro selecciona parte de esa información e ignora el resto. El que nos fijemos más en un tipo de información que en otra parece estar directamente relacionado con la forma en la que recordamos después esa información. Los sistemas de representación se desarrollan cuando los utilizamos. La persona acostumbrada a seleccionar un tipo de información absorberá con mayor facilidad la información de ese tipo o, planteándolo al revés, la persona acostumbrada a IGNORAR la información que recibe por un canal determinado no aprenderá la información que reciba por ese canal, no porque no le interese, sino porque no está acostumbrada a prestarle atención a esa fuente de información. Utilizar más un sistema implica que hay sistemas que utilizo menos y, por lo tanto, que distintos sistemas de representación tendrán distinto grado de desarrollo.

Aplicado al aula, eso quiere decir que después de recibir la misma explicación no todos los alumnos recordarán lo mismo. A algunos alumnos les será más fácil recordar las explicaciones que se escribieron en la pizarra, mientras que a otros podrían recordar mejor las palabras del profesor y, en un tercer grupo, tendríamos alumnos que recordarían mejor la impresión que esa clase les causó.

       Sistema de representación visual

Cuando pensamos en imágenes (por ejemplo, cuando ‘vemos’ en nuestra mente la página del libro de texto con la información que necesitamos) podemos traer a la mente mucha información a la vez, por eso la gente que utiliza el sistema de representación visual tiene más facilidad para absorber grandes cantidades de información con rapidez.

Visualizar nos ayuda además, a establecer relaciones entre distintas ideas y conceptos. Cuando un alumno tiene problemas para relacionar conceptos muchas veces se debe a que está procesando la información de forma auditiva o kinestésica.

       Sistema de representación auditiva

Cuando recordamos utilizando el sistema de representación auditivo lo hacemos de manera secuencial y ordenada. En un examen, por ejemplo, el alumno que vea mentalmente la página del libro podrá pasar de un punto a otro sin perder tiempo, porqué está viendo toda la información a la vez. Sin embargo, el alumno auditivo necesita escuchar su grabación mental paso a paso. Los alumnos que memorizan de forma auditiva no pueden olvidarse ni una palabra, porque no saben seguir. Es como cortar la cinta de una cassette.

       Sistema representativo kinestesico

Cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo, estamos utilizando el sistema de representación kinestésico. Utilizamos este sistema, naturalmente, cuando aprendemos un deporte, pero también para muchas otras actividades. Por ejemplo, muchos profesores comentan que cuando corrigen ejercicios de sus alumnos, notan físicamente si algo está mal o bien. O que las faltas de ortografía les molestan físicamente. Escribir a máquina es otro ejemplo de aprendizaje kinestésico. La gente que escribe bien a máquina no necesita mirar donde está cada letra, de hecho si se les pregunta dónde está una letra cualquiera puede resultarles difícil contestar, sin embargo sus dedos saben lo que tienen que hacer. Aprender utilizando el sistema kinestésico es lento, mucho más lento que con cualquiera de los otros dos sistemas, el visual y el auditivo. Se necesita más tiempo para aprender a escribir a máquina sin necesidad de pensar en lo que uno está haciendo que para aprenderse de memoria la lista de letras y símbolos que aparecen en el teclado.

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!